Feliz Día Mundial del Libro (por ayer, 23)

Escribir un libro no es tarea fácil…

Cualquier persona que lo haya intentado lo sabe. Aunque se trata de un proceso muy enriquecedor, también puede llegar a provocar dolores de cabeza, frustración e insomnio. Es posible que quieras expresar una idea, o contar una historia, y no se te ocurra cómo. También se dan casos, a veces, en los que tienes unas inmensas ganas de escribir y no se te ocurre qué.  Y no solo sucede con los libros… nos pasa, incluso, con un informe o un mero correo electrónico.

Debido a ello, han proliferado numerosos textos sobre el temor a la página en blanco, pues los autores matan así dos pájaros de un tiro: la manera de vencer el problema es, precisamente, escribir sobre él.

Libro

Sin embargo, aunque es por todos sabido que la tarea de escribir no es nada sencilla —lo decimos nosotros y lo han dicho muchos antes—, no todo el mundo es consciente de lo que sucede una vez que el libro está escrito y se lleva a una editorial para que lo pongan bonito. No solo se trata de diseñar una portada atractiva, no; como nos enseñan en La Bella y la Bestia, la belleza está en el interior.

En Caja Alta Edición & Comunicación nos gustaría reformular la frase con la que hemos empezado este artículo: editar, corregir, remendar, repensar un libro no es tarea fácil. Requiere mucho —muchísimo— mimo, muchísima paciencia y, sobre todo, muchísimo amor por las palabras, por el lenguaje… En definitiva, por los libros. También puede llegar a provocar dolores de cabeza, frustración e insomnio, pero el resultado final merece la pena. Terminar de crear un libro, dejarlo totalmente listo para su publicación, es tan gratificante como terminar de escribirlo.

Así pues, en Caja Alta queremos unirnos a la celebración de ayer, 23 de abril, Día Mundial del Libro, para honrar a estos pequeños objetos que están llenos de vida. Queremos seguir colaborando, año tras año, para que los libros sean siempre la mejor versión de sí mismos y, por ello, queremos animaros a leer, a regalar libros e, incluso, a escribirlos, pues creemos que la mejor manera de celebrar esta fecha tan especial es no dejar nunca de fomentar su existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.